aceite-coco

Aceite de coco, el alimento de los mil y un usos

10/11/2016

Cada día más utilizado y conocido, el aceite de coco es poco menos que un producto milagro. Salud y belleza van de la mano con este alimento.

Su combinación única de ácidos grasos de cadena media lo dota de una serie beneficios que incluyen por ejemplo la pérdida de peso, la mejora de la función cerebral y una larga lista de efectos que te explicamos a continuación.

  1. Cuida nuestro corazón:

Muchas personas creen que el aceite de coco no es bueno para el corazón. Esto es porque contiene una gran cantidad de grasas saturadas cuando en realidad, el aceite de coco es beneficioso para el corazón. Contiene alrededor de 50% ácido láurico, ayudando  a prevenir activamente varios problemas cardíacos como niveles altos de colesterol y presión alta. Las grasas saturadas presentes en el aceite de coco no son dañinas como ocurre comúnmente en los aceites vegetales si no que reduce la incidencia de lesiones y daño a las arterias y por lo tanto ayuda a prevenir la arterioesclerosis.

 

  1. Mantiene sano nuestro cabello:

El aceite de coco es uno de los mejores nutrientes naturales para su cabello. Ayuda en crecer el pelo sano  y le da a su cabello una calidad brillante. Es muy eficaz en reducir la pérdida de proteínas que provocan un cabello dañado.

Es un excelente acondicionador y  proporciona las proteínas esenciales necesarias para nutrir y sanar el cabello dañado.

 

  1. Hidrata nuestra piel:

El aceite de coco es un excelente aceite del masaje para la piel también. Actúa como un humectante eficaz para todo tipo de piel, incluyendo piel seca. El beneficio del aceite de coco en la piel es comparable a la del aceite mineral sin efectos secundarios. Por lo tanto, el aceite de coco es una solución segura para prevenir la sequedad y descamación de la piel. También retrasa la aparición de arrugas y flacidez de la piel que normalmente acompañan el envejecimiento. El aceite de coco también ayuda en el tratamiento de diversos problemas de piel como psoriasis, dermatitis, eczema y otras infecciones de la piel. También ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y enfermedades degenerativas debido a sus propiedades antioxidantes conocidas.

 

  1. Pérdida de peso:

El aceite de coco es muy útil para perder peso.  Contiene ácidos grasos de cadena media y corta que ayudan a perder el peso que nos sobra. También es fácil de digerir y ayuda en el funcionamiento saludable de la tiroides y el sistema endocrino. Además, aumenta la tasa metabólica del cuerpo quitando la tensión en el páncreas, de esa manera quema más energía y ayuda a las personas obesas y con exceso de peso a perder peso.

 

  1. Fortalece el sistema inmunológico:

Contiene lípidos antimicrobianos, ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico que tienen propiedades antibacterianas, anti fúngicas y antivirales. Es muy efectivo lidiando con los virus y las bacterias que causan enfermedades como la gripe, herpes, citomegalovirus e incluso VIH.

 

  1. Mejora el sistema digestivo:

Podemos utilizarlo perfectamente como aceite de cocina. El aceite de coco ayuda a mejorar el sistema digestivo y así previene varios problemas del estómago y relacionados con la digestión, incluyendo el síndrome de Intestino Irritable. Las grasas saturadas presentes en el aceite de coco tienen propiedades antimicrobianas y ayudar a lidiar con diferentes bacterias, hongos y parásitos que pueden causar indigestión. El aceite de coco también facilita la absorción de otros nutrientes como vitaminas, minerales y aminoácidos.

 

  1. Muy efectivo contra la cándida:

Ha sido demostrado su efectividad para prevenir y hasta curar la cándida. Proporciona el alivo de la inflamación causada por cándida, tanto externa como internamente. Su capacidad alta de retener la humedad no deja la piel de agrietar o pelarse.

 

  1. La solución a las infecciones:

El aceite de coco es muy eficaz contra una variedad de infecciones debido a sus propiedades antibacteriales, antivirales y anti hongos. El aceite de coco mata los virus que causan la gripe, el sarampión, hepatitis, herpes, SARS y otros riesgos graves para la salud. También mata las bacterias que causan las úlceras, infecciones de la garganta, infecciones del tracto urinario, neumonía y gonorrea. Finalmente, el aceite de coco es también eficaz en la eliminación de hongos y levaduras que causan pie de atleta, candidiasis y dermatitis del pañal.

Déjenos su comentario