aceites-vegetales

Aceites saludables.

28/12/2016

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

El aceite de oliva virgen extra se extrae de las olivas, luego pasa por unos procedimientos no químicos, y se obtiene un buen aceite de oliva virgen extra.

  • Polifenoles: Los polifenoles son uno de los componentes mÁs apreciados del aceite de oliva gracias a su acción antioxidante y a los recién descubiertos efectos beneficiosos en la prevención y lucha contra las enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis.

 

  • La vitamina E: Actúa eficazmente contra el colesterol LDL o colesterol malo previniendo la aparición de enfermedades relacionadas como la arteriosclerosis o el ateroma, que podrían acabar en un infarto de corazón.

 

  • El aceite de oliva es rico en grasas monoinsaturadas que actúan disminuyendo los niveles de colesterol LDL o colesterol malo.

 

  • Para los enfermos de diabetes, la ingesta de aceite de oliva virgen disminuye considerablemente los niveles de glucemia haciendo que sean necesarias menos inyecciones de insulina.

 

  • Facilita la síntesis hepática de las sales biliares evitando de esta forma que se acumule un exceso de colesterol LDL en la sangre.

 

  • Disminuye la acidez gástrica del estómago, previniendo así la aparición de úlceras gástricas.

 

ACEITE DE COCO

El aceite de coco es, además de ser muy saludable,  uno de los mejores aliados para la belleza que podemos encontrar en nuestra naturaleza. Este producto que desde la antigüedad ha sido utilizado por sus propiedades para la salud, también se ha convertido en uno de los mejores productos para el cuidado de la piel y el cabello.

  • Es un potente hidratante de la piel, tanto en el rostro como el cuerpo. Las pieles secas agradecen un cuidado natural para recuperar los niveles de agua normales en la epidermis.

 

  • Efecto suavizante. Su uso sobre las manos y en masajes corporales mejorará el estado de la piel dejándola suave y sedosa. Lo puedes emplear después de fregar o de estar en contacto con productos agresivos.

 

  • Propiedades adelgazantes. Algunos estudios afirman que podría tener una acción reductora y adelgazante. No obstante, no hay evidencias sólidas.

 

  • En el cabello.  Es capaz de desencrespar el pelo y dejarlo liso y bien hidratado. Se debe aplicar desde el cuero cabelludo hasta las puntas para repararlas adecuadamente. Para el pelo, alisa y desenreda, pero acuérdate de retirarlo con un champú después del tratamiento.

 

  • Promueve la función cardíaca y tiroidea.

 

ACEITE DE SESAMO

Al aceite de sésamo se le conoce también como aceite de ajonjonlí,  es uno de los alimentos más beneficiosos que podemos añadir a nuestros platos. Tiene un sabor muy especial, una textura suave y todo un tesoro natural de esos ácidos grasos esenciales como el omega 3 y el omega 6, que tanto hacen por nuestra salud.

  • Beneficia nuestro cerebro. Gracias a su alto contenido en cinc, hierro y calcio. Además, el magnesio que contiene combate el agotamiento físico y mental, sirviendo también para cuidar de nuestros huesos, fortalecer el sistema nervioso e, incluso, combatir las depresiones. Mejora nuestra memoria gracias a la vitamina E.

 

  • Mejora la salud cardíaca. El aceite de sésamo se viene utilizando desde la antigüedad en los países asiáticos para favorecer la circulación sanguínea, reducir el colesterol e impedir que la grasa se adhiera a nuestras arterias. Es, como decimos, un aliado natural para nuestro corazón.

 

  • Buen antiinflamatorio. Es muy adecuado, por ejemplo, para todas esas personas que sufren de problemas de artrosis, artritis, túnel carpiano e incluso los comunes calambres musculares, pasando por esguinces, tendinitis o hasta un dolor de oído. Gracias a los ácidos grasos, linoleico y oleico presentes en el aceite de sésamo, se logra reducir la incidencia de estos procesos inflamatorios que tanto sufrimiento nos provocan.

 

  • Aliado contra la menopausia. Aporta efectos similares a los producidos por los estrógenos, de manera que se podría constituir como una alternativa a los medicamentos que aportan estrógenos, pero sin sus efectos secundarios y contraindicaciones.

 

ACEITE DE CAÑAMO

El uso culinario del aceite de cáñamo está extendiéndose cada vez más en países como Alemania, Austria y Holanda, ya que el aceite de cáñamo es muy digerible, un sabor muy particular y con un sinfín de propiedades.

El cáñamo es una de las plantas usadas desde hace más siglos por el ser humano ya que nos aporta un alto nivel de proteínas, ácidos grasos, alimento para el ganado, material para confeccionar ropa, papel, pinturas, cuerdas, etc.

  • Su gran riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, especialmente en ácido linoleico y gamma-linoleico, hace que pueda tener muchísimas aplicaciones terapéuticas (síndrome premenstrual, inflamaciones, artritis, etc.) De hecho si nuestro cuerpo tiene la cantidad de ácidos grasos adecuada siempre combatiremos las enfermedades de un modo más eficaz.

 

  • Aplicado a nivel externo suele ayudar en muchos casos de picores, alergias, eccemas y diversos problemas de piel. Aplicado sobre las uñas también se observa que mejoran su fortaleza.

 

  •  Uso cosmético: su riqueza en sales minerales, vitaminas y ácidos grasos lo hacen un ingrediente ideal para jabones, geles de baños, cremas y champús.

 

  • Ideal como aceite base en los masajes ya que aparte de que beneficia mucho la piel, se absorbe rápidamente y no queda graso. Algunas personas se aplican unas gotas después de la ducha como aceite hidratante.

 

ACEITE DE LINO

El aceite de lino o linaza se obtiene de las semillas de lino. Estas semillas se han comido desde tiempos antiguos ya además de un sabor agradable, que recuerda a las nueces, es muy nutritiva para la gente y también un buen alimento para los animales.

  • Alivio contra el Estreñimiento:bien en aceite (una cucharadita al día) como en forma de semillas (se pueden añadir al yogur, como ingrediente de panes y bollos o si las dejamos cubiertas de agua toda la noche y las tomamos en ayunas) el cuerpo incrementa la frecuencia de movimientos intestinales y el número de días consecutivos yendo al baño.

 

  • Disminuye el colesterol y el riesgo de enfermedades cardiovasculares:en algunos estudios se ha comprobado que puede bajar los niveles totales de colesterol en un 9% y el LDL (el colesterol malo) en un 18%.

 

  • Proporción adecuada entre los Omega-3 y los Omega-6:el aceite de lino o linaza contiene una alta proporción de a-linolénico (omega-3) en relación al ácido linoleico (omega-6)
    Este equilibrio es básico para el metabolismo de las prostaglandinas que son moléculas importantes para la regulación de la inflamación, el dolor, la presión sanguínea, la función cardiaca, la función y las secreciones gastrointestinales, la función del riñón y el equilibrio de los fluidos, la coagulación sanguínea y la agregación plaquetaria, la respuesta alérgica, la transmisión nerviosa, la producción de esteroides y la síntesis de hormonas.

 

  • Aliado en la Menopausia: y como preventivo del cáncer de seno ya que posee fitoestrógenos, llamadas Lignanos, en una proporción de 75 a 800 veces más que en cualquier alimento. Al favorecer el equilibrio hormonal diferentes trabajos señalan sus propiedades anticancerígenas, favorece la disminución de las lipoproteínas LDL, inhibe la pérdida de masa ósea y compite con los estrógenos ováricos en los receptores mamarios. Su fibra (mayor efecto pues tomando la semilla) captura aquellos estrógenos no útiles y los elimina vía intestinal evitando que se acumulen en el seno.

Déjenos su comentario