0462810945c8bc993f878e1c97368719

Aromas que relajan

26/01/2017

La ansiedad y el estrés son los grandes males de la sociedad moderna. Unos trastornos que muchas veces requieren de ayuda médica para superarlos, pero dados los efectos secundarios de los medicamentos para tratar estas dolencias, a veces es mejor acudir a  terapias alternativas como una solución más natural. Y nuestros sentidos pueden ayudarnos a recuperar la tranquilidad perdida y a mantener la calma en los momentos de más estrés, como por ejemplo, con la cromoterapia, o la utilización de los colores para nuestro bienestar. Pero no sólo con el sentido de la vista, porque los olores también pueden ayudarnos a combatir el estrés.

Aromaterapia antiestrés

Vamos a ver algunos remedios con esencias naturales que no solo ayudan a relajar, sino también a dormir mejor, a cargarte de energía y a serenar la mente.

  • Aceite de lavanda o melisa para relajarte y dormir bien: Si llegas a casa cansada y te cuesta desconectar de tu trabajo o de los problemas, nada como un baño relajante. Llena la bañera y añade aceite de lavanda o de melisa (30 gotas de aceite) y, por último, gel. Ambas esencias ejercen una acción relajante sobre el sistema nervioso central.
  • Bergamota para evitar la fatiga: Para empezar el bien día, además de una ducha que te ayuda a despertar y a activarte, aplica sobre el cuerpo unas gotas de bergamota mezclada con un bálsamo corporal. No solo te llenará de vitalidad, sino que mejorará su humor durante el día.
  • Romero, albahaca, tomillo y menta para las tensiones y el estrés: El estrés no solo tiene síntomas emocionales, también físicos. Uno de los más comunes son los dolores musculares. Para evitarlos, mezcla dos gotas de romero, tomillo, albahaca y menta junto con dos cucharadas de aceite vegetal (oliva o girasol). Pasa la mezcla a un dosificador en spray, pulveriza la zona a tratar y aplica un suave masaje. También puedes pulverizar una toalla o paño previamente calentado y aplicarlo directamente en la zona afectada (zona lumbar, espalda…).
  • Cítricos para equilibrar la mente: Si te sientes abrumada y no puedes pensar con claridad ni concentrarte, la solución son los cítricos. Mandarina, naranja dulce o petitgrain. Coloca dos gotas en el humidificador o en el borde la almohada media hora antes de acostarte. Te ayudará a conciliar el sueño y a relajarte.
  • Aceites estimulantes para combatir el cansancio: Si te sientes apagado y fatigado, prueba con los aceites estimulantes, como el geranio, mejorana, rosa y jazmín. Simplemente coloca dos gotas en un pañuelo e inhala.

La aromaterapia, como hemos visto, reporta interesantes beneficios a los que no debemos renunciar. El estrés y la ansiedad, aunque pensemos lo contrario, pueden afectar a nuestra salud. Algo tan fundamental como el descanso se puede ver alterado por el estrés, lo que tendrá como consecuencia que nos levantemos más cansado al día siguiente y eso agrave nuestra ansiedad.

Déjenos su comentario