azafran

Azafrán: El valioso estigma.

26/10/2015

 

El azafrán es muy conocido debido a su uso en la cocina, aportando su sabor característico y por supuesto su color rojo-amarillento, siendo este su atractivo en los platos más famosos como la paella valenciana usado como colorante. Lo único es que son necesarias miles de estas hermosas flores (crocus sativus), para extraer solo de cada una de ella tres estigmas de sus pistilos para obtener su especia. Se dicen que son necesarios alrededor de doscientas mil flores para obtener un kilo de azafrán. Otra variable que hace que su valor sea elevado es que solo se pueden extraer sus pistilos a mano, haciendo de su obtención un proceso lento, manual y costoso, eso sí antes de su tostado que sería la segunda fase de su proceso.

España se sitúa en los primeros productores esta valiosa especia roja, ya sea en hebras o en polvo, después de Irán. Entre los dos producen alrededor del 80 – 90% de la producción mundial.

Y no solo se usa en la deliciosa cocina española, sino que también tiene usos y propiedades a nivel de la salud humana.

El azafrán, por sus componentes aromáticos y amargos (picrocrocina), es ideal para el aparato digestivo, ayudando a sus procesos, siendo eupéptico y aperitivo. Su crocetina (su pigmento rojo), nos ayuda a tener una buena secreción de bilis y que esta sea fluida, evitando y previniendo los cálculos renales. Además muchas investigaciones científicas concluyen que también protege al hígado de sustancias como la  aflatoxina, proveniente de alimentos mal conservados.

También es conocido su uso en las mujeres con problemas en la menstruación, gracias a sus propiedades emenagogas y antiespasmódicas, aliviando los síntomas premenstruales y las dismenorreas (evitando los cólicos uterinos y beneficia el flujo menstrual)

Como es antioxidante y ayuda a favorecer una buena memoria es utilizado en enfermedades degenerativas del cerebro.

Y su lo que deseas es mejorar tu visión, su componente el safranal (su componente aromático), ayuda a ralentizar la degeneración de las células fotorreceptoras de los ojos, mejora la función de la retina y sus vasos sanguíneos.

Y como no, sus propiedades en el sistema cardiovascular, su pigmento rojo (crocetina) ayuda a reducir el colesterol y mejora la nutrición de los capilares, evitando así la aterosclerosis y como no su alto poder antioxidante es altamente protector cardiaco.

Su uso en la diabetes se debe a que sus carotenoides es protector de los nervios, evitando así su destrucción por el aumento del azúcar en esta patología además de su conocido efecto sobre la protección en la visión.

Y algunas, más, de sus propiedades en la salud humano como: anticancerígeno (retrasa el crecimiento tumoral), antidepresivo (altamente efectivo), sedante (contra el nerviosismo, ansiedad e insomnio), diaforético y su uso antiguo y efectivo, contra el dolor en la dentición de los infantes y la prevención de las llagas en la boca.

Como veis no solo es un simple y costoso colorante capricho de cocineros, sino que realmente nos aportan múltiples beneficios a la salud humana, flores de la naturaleza regalo de los dioses!

 

Freddy Acevedo Ruiz
Director Biocentro, Biogimnasio y Biotienda Acevedo.
Naturólogo, especialista en Técnicas Parasanitarias.
(Quiromasajista, Osteópata, Medicina Bioenergética).
Especialista en Técnica Emocional.
Especialista en Alimentación y Nutrición Celular.
Doctor en Medicina Tradicional China y Acupuntura.

Déjenos su comentario