bed-945881_960_720

CALIDAD DE SUEÑO, LA ELECIÓN DEL COLCHON Y ALMOHADA

05/09/2016

Elegir el colchón o almohada adecuada puede parecer una tarea sencilla, pero no lo es, existen miles de marcas, texturas, formas y rigideces. Un estudio dice que pasamos 23 años de nuestra vida durmiendo, por eso, es importante saber escoger, un buen descanso influirá en nuestra calidad de vida. Cuando descansamos correctamente se nota, tanto física como sicológicamente, si el sueño ha sido profundo y hemos conseguido alcanzar la fase rem, transcurridos 7 o 8 horas nos levantaremos con buena energía, buen humor y ganas de afrontar un nuevo día. Por otro lado nuestra musculatura estará descansada y se habra recuperado de todos los esfuerzos del día anterior. En todos estos procesos intervendrá de manera casi decisiva la elección de una buena almohada y un buen colchón.

¿Cómo elegir la almohada adecuada? Una buena almohada debe asegurar que la columna esta recta y en una posición natural, su objetivo es contribuir a una adecuada postura de la columna, de forma que los músculos se relajen y la respiración sea optima, un truco para elegir la altura adecuada es  ponerte de medio lado contra la pared y medir distancia que existe entre el hombro y tu oreja, esta medida es el espacio que tendrá que rellenar la almohada, lo mejor si duermes en pareja es que cada uno tenga la suya, el largo deberá ser siempre superior a la distancia que tengamos de hombro a hombro, según la postura que adoptes para dormir, tú constitución, temperatura corporal y peso, dependerá el grosor, firmeza y tejido a elegir.

Si eres de los que duerme de lado lo mejor es que sea gruesa y firme, si duermes boca arriba o si te mueves mucho elige uno de firmeza y grosor intermedio y si duermes boca abajo lo mejor es que sea blanda y fina.

Los rellenos también tienen su truco:

La pluma: al deformarse con facilidad está indicada para personas que se mueven mucho durante la noche o duermen boca abajo, la constitución de la persona ha de ser ligera.

Látex: este tipo de almohada sujeta muy bien la cabeza, es adecuada para personas que duermen de lado o son corpulentas, además es una almohada que permite una buena ventilación e higiene.

Sintético: es ideal para niños o personas delgadas, muy transpirable y no presenta problemas de alergias, son aptas para dormir de lado o boca arriba.

Espuma: no son adecuadas para personas que se mueven mucho por la noche, puesto que tienen el “efecto memoria” pero sí que son perfectas para dormir de lado.

La vida útil de una almohada será de 1 a 3 años, de vez en cuando dale la vuelta para evitar que se deforme.

Lo mejor si duermes en pareja es que cada uno tenga su propia almohada, porqué todos somos diferentes.

El colchón una de las primeras preguntas a la hora de elegir el colchón es  ¿duermes solo o acompañado? Ya que la diferencia de pesos, posturas, temperatura corporal también influye en el colchón.

Látex o los muelles: ayudan a mantener la independencia de movimientos, pero si la diferencia de pesos es muy alta lo mejor es uno dos colchones adaptados, si eres muy pesado lo mejor es un colchón firme pero si eres ligero necesitas uno más flexible además si duermes boca arriba lo mejor es que escojas uno más bien duro para mantener la columna recta si duermes de lado un poco menos de firmeza te permitirá hundir el hombro levemente.

El largo de la cama siempre debe de ser más de 10 cm de lo que uno mide, la temperatura corporal de cada persona también es un factor a tener en cuenta, si normalmente tiendes a sudar y a pasar calor los muelles son los que mejor ventilación proporcionas por el contrario si eres friolero la espuma y el látex conservan mejor el calor.

Desde Biocentro Acevedo te recomendamos que cuando acudas a comprar un colchón o una almohada la pruebes, túmbate tranquilamente y siente que tu espalda se encuentra recta, adopta la postura habitual en la que sueles dormir, no tengas prisa en levantarte porque necesitas sentir que se adaptan a tu cuerpo, permitiendo que la columna este recta, si eres de los que se mueve mucho muévete por el colchón no te quedes solo sentado en el borde o tumbado un segundo, piensa es una decisión importante, porque de ella dependerá tu descanso y salud corporal.

Déjenos su comentario