cervezas

¿Cerveza con o sin alcohol para deportistas?

21/10/2016

Hoy vamos a darles una alegría a todos los deportistas a los que les gusta la cerveza, pues parece ser que beber cerveza después de entrenar, es como mínimo, igual de saludable que beber agua, siempre y cuando el consumo no sea elevado y sea cerveza sin alcohol.

Beber cerveza de manera moderada tras el ejercicio físico favorece la rehidratación en los deportistas, sin perjudicar sus capacidades cognitivas, además las propiedades antioxidantes de esta bebida ayudan a mantener las células en un buen estado, lo que a su vez resulta positivo para el sistema cardiovascular.

Recientes estudios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, indican que la cerveza consumida de forma moderada aumenta la tolerancia al esfuerzo físico y reduce el estrés que supone hacer ejercicio en condiciones extremas.  La cerveza es una composición a base de agua (94%), pero además tiene vitaminas y minerales que restablecen el equilibrio electrolítico tras perder sales con el sudor. La cerveza contiene vitamina B1, B2 y B6, que junto con el sodio, potasio, yodo, magnesio y fósforo la convierten en una bebida isotónica ideal para deportistas.

Algunos estudios sugieren que la cerveza sin alcohol consumida antes de hacer ejercicio, podría ayudar a mantener la homeostasis de electrolitos durante el ejercicio. Por otro lado la cerveza con alcohol podría reducir el sodio plasmático y aumentar el potasio plasmático durante el ejercicio, lo que podría afectar de forma negativa a la salud y al rendimiento físico. En conclusión lo mejor es siempre beber bebidas sin alcohol si estamos en etapa de competición , ya que resultan más beneficiosas para recuperar el sodio que hemos perdido por el sudor y en el caso de la cerveza con alcohol, esta ralentiza la absorción de vitaminas. Un habito muy común de algunos deportistas de domingo, es tomar una elevada cantidad de cerveza con alcohol la noche del sábado, creyendo que el domingo lo van a sudar y a eliminar todos los efectos del alcohol, pero lo cierto es que cuando comenzamos a movernos nos sentimos como si llevásemos una mochila, esto es debido a las calorías que nos ha aportado el alcohol de la noche anterior (otro dato es para eliminar las calorías se necesitan varios días de ejercicio).

El consumo de la cantidad de cerveza para un deportista depende de varios factores, como el peso o el sexo de la persona, pero a grandes trazos podríamos decir, que para un hombre de entre unos 70 o 90 kg estaría sobre 1,5-2 y para una mujer de entre 60 a 80 kg sería adecuada 1 cerveza. Por lo tanto si eres deportista y te gusta la cerveza, puedes tomar cerveza sin alcohol como recuperador físico, eso sí evita los pinchos que lo vienen acompañando.

Déjenos su comentario