lonely-1510265_960_720

CRISIS CURATIVAS UN INDICATIVO DE SALUD

05/09/2016

En muchas ocasiones al realizar un tratamiento de limpieza o de desintoxicación el cuerpo reacciona dando lugar a una crisis curativa, este proceso no es nada malo y es indicativo de que el organismo se está liberando, reestructurando, empezando de 0. Cuando el equilibrio corporal se pierde durante una enfermedad, problema físico o emocional, el cuerpo se bloquea, para eliminar el bloqueo podemos acudir a diferentes técnicas.

El cuerpo cae en enfermedad por diversos factores, uno de ellos es la alimentación, sobrecargamos nuestro organismo con toxinas, comemos grandes cantidades de comida y de baja calidad, primando más la parte económica y el tiempo (comida rápida, precocinada, etc.) que la calidad. Por eso en muchas ocasiones el primer tratamiento que se debe realizar es un cambio de dieta y una limpieza del organismo. Si el organismo está limpio y en buen estado el tratamiento que escojamos será efectivo al 100%. Puede ser que con el cambio de dieta se produzca una crisis depurativa, la persona sentirá cansancio, apatía, mal humor, le saldrán más granos, la piel se puede volver más grasas y aparezcan, dolores de cabeza, estómago o musculares, pero es normal, es una muestra no solo de lo mal que estábamos por dentro, si no de que el tratamiento está siendo efectivo, siempre se limpia del interior hacia el exterior.

La falta de ejercicio, las sobrecargas tensionales, el mal funcionamiento de un órgano o las emociones contenidas( ira, rabia tristeza) suelen sentar las bases que el organismo entrase en equilibrio, si la crisis de depuración está relacionada con cuestiones ya pasadas, emociones, enfermedades, podrían volver a manifestarse durante el proceso de limpieza, ten claro que los síntomas de una crisis de curación pueden ser muy intensos e inclusive desagradables pero lo más importante es la meta final, la mejora del estado de salud. Una crisis depurativa es temporal y cuando pase te encontrarás mejor, si por el contrario abandonas las indicaciones del terapeuta, todo lo que hayas hecho hasta el momento no habrá valido la pena.

Vamos a poner un ejemplo simple, un fumador antes de serlo se encuentra en un estado de equilibrio (sus pulmones están sanos), cuando comienza a fumar sus pulmones se va intoxicado lentamente, fase sub-aguda donde no siente molestia alguna, transcurrido un tiempo este fumador fuma 2 cajetillas diarias, sufre bronquitis, siente dolor pectoral, etc. Si este fumador continua con este estilo de vida mucho tiempo, los síntomas se volverán crónicos aunque más suaves o volviéndose a agudizar cuando el problema no tenga solución. Cuando el fumador decide dejar de fumar, el proceso se invierte, es decir, al cabo de unas semanas volverá a tener un proceso agudo, expectorará más, estará peor de los bronquios, es en este momento, en el que las personas piensan que se encontraban mejor antes de dejar el tabaco, pero este proceso es señal de que el cuerpo está volviendo a una fase de equilibrio, autolimpiándose de adentro hacia afuera, es importante no desesperar en esta fase, todo pasa y lo fundamental es no abandonar el tratamiento, ni asustarse, cuando sientas una crisis consulta a tu terapeuta el te aconsejará antes de dejar el tratamiento.

 

En Biocentro Acevedo, tenemos una visión holística de la salud, contamos los conocimientos necesarios para usar diferentes técnicas, usando como base la medicina tradicional china y  los tratamientos modernos, siempre  dirigidos por nuestro director el Dr. Freddy Acevedo, quién supervisa y dirige todos los casos, nuestros tratamientos son individualizados y personalizados. Nuestro objetivo es enseñar, mantener y recuperar la salud.

Déjenos su comentario