money-1248598_960_720

¿Cuánto DINERO VALE TU FELICIDAD?

17/10/2016

El dinero es importante y cada vez en esta sociedad en la que vivimos más, siendo sinceros todo en esta vida está dominado por un papel verde o por una aleación de níquel  y cobre con forma de moneda. Estas dos composiciones tan simples, contienen la energía necesaria para hacer que una persona llegue a morir o matar, para que padres, hermanos, familias enteras se vean destruidas o para que vivamos toda nuestra vida amargados.

Se trabaja para tener más dinero, para dar más a nuestros hijos, para tener un coche mejor o una casa más amplia, pero a medida que pasan los años y trabajamos más y más horas la sensación de vacío se va incrementando. Quizás esta sensación de no haber vivido, es mayor cuando se acerca el final y hacemos una valoración de nuestra vida. Porque realmente en ese instante nadie piensa “que pena me da dejar mis dos casas y todo mi dinero”, lo que piensa es en las personas que quiere, en los momentos vividos, porque cuando el momento final se acerca lo que nos llevamos es el cariño de los que queremos. El dinero no llora nuestra perdida, cambiará de manos, pero quizás estas manos darían todo el dinero del mundo por vivir un segundo más al lado de esa persona que querían.

En las noticias hay muchos casos de políticos que roban, independientemente de que su país este mejor o peor y mi pregunta es, ese dinero realmente les ayuda a ser mejores, es decir, todo ese caos que se genera, todas esas personas a las que no se ayuda, esa energía negativa que perciben allí donde vayan, ¿compensa realmente?.  No sería mejor hacer el bien para todos en vez de tener una casa de un millón de euros, una casa preciosa, pero vacía…

Y aunque este caso pueda sonar ajeno, también nos lo podríamos preguntar cualquiera de nosotros, ¿Cuánto dinero vale tu felicidad o la de la gente que quieres? Un ejemplo muy simple lo podemos ver en los niños, los padres de hoy en día necesitan mucho más dinero para mantener a sus hijos, lo más común es que ambos miembros de la pareja trabajen y hagan miles de horas, para tener más dinero, para darle más a sus hijos, de forma que sus hijos son educados por abuelos, profesores y demás personas y el rato que están con sus hijos, como lógicamente y sin maldad ,  sienten que están cansados y lo más cómodo es prestarles el móvil o la tecnología más cercana para que se entretengan, finalmente los años pasan y padres e hijos son grandes desconocidos e incluso la en la propia pareja pueden llagar a verse como dos desconocidos que duermen juntos e intercambian un par de palabras antes de que empiece la próxima locura. Se vende la felicidad creyendo construir un futuro mejor, pero al final, los recuerdos que quedan son horas de trabajo para conseguir más dinero.

Y aquí empieza la valoración personal de cada uno, realmente necesitas una televisión más grande, un móvil o una casa de 3 plantas, o realmente lo que necesitas es tiempo para poder disfrutar con la gente que quieres.

Una de las partes más importantes de la técnica emocional es la gestión del tiempo y el conocimiento de nosotros mismos. El dinero tiene el valor que nosotros le queramos dar, es muy positivo trabajar, pero de igual forma es positivo tener tiempo para disfrutar de uno mismo y de la gente que uno quiere, un consejo, trabaja intentando que lo que haces te  guste, ayude a los demás y te complete, pero no te conviertas en un esclavo del dinero, guarda tiempo para ti y para dejar una huella imborrable en las personas que les importas, “el dinero se gasta, va y viene, pero el amor verdadero de alguien puede perdurar hasta más allá de  la muerte”

Déjenos su comentario