analgesicos_ok

El abuso de analgésicos y sus riesgos

07/11/2016

El paracetamol, el ibuprofeno y la aspirina son los medicamentos más utilizados contra el dolor, la fiebre y la inflamación pero debemos controlar e incluso evitar su uso, debido a los problemas asociados con el hígado, riñones y aparato digestivo.

Son los más consumidos en España aumentando incluso un 26´5% en los últimos 10 años. En muchos casos su consumo es indiscriminado, innecesario e ineficiente viéndose estimulado por la obtención sin receta.

Entre los efectos que nos encontramos por la toma de estos analgésicos enumeramos:

  • Irritación del tracto gastrointestinal que conlleva la aparición de úlceras, riesgo de hemorragias y perforación. Además de estos efectos, el consumo habitual de Ibuprofeno tiene una serie de consecuencias como estreñimiento o diarrea.

 

  • A nivel renal, pueden producir diversos tipos de lesiones y facilitan la retención de sal y agua.

 

 

  • Aumento de la presión arterial, lo que dificulta el control del paciente hipertenso. El abuso constante será muy nefasto para nuestra circulación, afectando hasta extremos elevados la salud del corazón.

 

  • Cuando se consume el paracetamol a dosis demasiado altas, se produce también una gran cantidad de sustancias tóxicas que el hígado no puede depurar, produciéndose así el daño en el propio hígado.

 

Debe limitarse la utilización de ‘aspirina’ en menores de 18 años, y en pacientes mayores de 65 años se presenta un mayor riesgo de aparición de reacciones adversas o incluso deberíamos plantearnos el uso de analgésicos naturales. Los analgésicos naturales son económicos, muy fáciles de conseguir y sin efectos secundarios. Algunos de ellos son:

  • El aceite de oliva contiene una sustancia natural que actúa como antiinflamatorio. Las investigaciones han comprobado que el aceite de oliva puede reducir los dolores.

 

  • La cúrcuma contiene curcumina, un potente analgésico que ayuda a bloquear el dolor en el cuerpo y a la vez combatir la inflamación.Se puede usar en lugar de los fármacos, sin ningún efecto secundario.

 

  • El aceite de pescado tiene ácidos grasos Omega 3 que bloquean la producción de sustancias químicas inflamatorias que además son una de la causas de la artritis.

 

  • Los arándanos son el antiinflamatorio ideal porque posee muchos antioxidantes, que eliminan los radicales libres, responsables de inflamar la mucosa digestiva.

 

  • Las uvas sirven para tratar los dolores de espalda. Las propiedades antiinflamatorias de las uvas hacen que aumente la circulación sanguínea en la zona lumbar, lo que mejora la sensación de dolor.

 

  • La avena tiene muchas propiedades, por ello se aconseja consumirla en el desayuno con leche, zumo de naranjas o yogur. Es un antiinflamatorio ideal para las mujeres porque desinflama la zona pélvica cuando tienen la menstruación.

 

  • Como no podía ser de otra manera, el ajo ofrece mil y una propiedades, entre ellas, analgésicas. Es que sirve para mejorar los niveles de dolor que se sufre en las articulaciones debido a la artritis. Enseguida notarás que la molestia o el dolor irán pasando o calmándose.

 

  • El vinagre de manzana tiene efectos alcalinizantes que recorren todo el cuerpo. Alivia la acidez y la inflamación en la parte alta del estómago.

 

  • El té de manzanilla es ideal para desinflamar los músculos y a la vez para tranquilizar los nervios. Contiene una gran cantidad de propiedades para tu cuerpo y te ayudará a aliviar el dolor de espalda, de cuello o de cintura.

Déjenos su comentario