love-1662880_960_720

El poder de la palabra

21/11/2016

La palabra es un don único de los seres humanos, con ella podemos expresar lo que sentimos, con un simple cambio en el tono de voz diciendo exactamente las mismas palabras podemos hacer que otra persona experimente diferentes sentimientos. Las palabras vienen a nosotros incluso antes de que nazcamos, desde que estamos en el vientre materno empezamos a escuchar diferentes sonidos, estas palabras van generando sentimientos que percibimos a través de nuestra madre. Cuando nacemos, lo primero que solemos escuchar son palabras que nos aportan buenas energías, el bebe comienza a asociar que la palabra bonito acompañado de una sonrisa o una caricia es algo bueno y comienza a reconocer esta palabra como algo muy positivo (aunque él o ella no sean conscientes de que tiene una belleza sobrenatural), por otro lado si cuando llora le decimos con cara enfadada que es malo, asumirá que esta palabra es negativa y le creará un sentimiento negativo. En este punto en el que la persona está comenzando a desarrollarse es importante resaltar que si queremos tener a un niño con un alto nivel de autoestima, no son adecuadas las palabras de que estúpido o tonto es este niño, lo más importante siempre es el refuerzo positivo, si todos los días el niño escucha de parte de sus padres, familia, profesores….. que es tonto al final, si le pedimos que haga una descripción del el mismo acabará diciendo que es tonto, la clave es reforzar con palabras las carencias para que se conviertan en virtudes y no en déficits.

A medida que nos hacemos mayores y entendemos el extenso sentido de nuestro vocabulario, comenzamos a comprender que con una sola palabra podemos causar sentimientos en otra persona, si se quiere causar tristeza en alguien con un simple te odio será suficiente. Pero este poder no solo se usa para hacer el bien o el mal a los demás, si no que mayormente lo usamos a favor o en contra nuestra, un ejemplo es cuando en el trabajo sin darnos cuenta nos olvidamos de hacer una llamada, puede ser que cuando te des cuenta lo primero que te digas es que torpe soy, siempre soy muy despistado y te enfades contigo mismo, esto genera un circulo vicioso, además cuando pensamos en nosotros mismos solemos hacerlo con palabras negativas, sin valorar lo positivo que hay en nosotros, si vas a la bolera y fallas un tiro tu cerebro tu cerebro pensará pero que torpe, no falles, en vez de, venga el anterior estuvo bien, pero este lo vamos a hacer mejor, por eso usa palabras positivas cuando te describas, todo el mundo tiene cosas que mejorar por supuesto, pero hay que resaltar los valores buenos, si una persona es muy buena , díselo y haz que se sienta bien y valorado y si ves que existe algo que le cuesta ayúdale a superar sus límites con palabras de amor y positivas. En Biocentro Acevedo creemos en el poder de la palabra, por eso esta es una de las herramientas más importantes que se pueden usar en técnica emocional. Un consejo despiértate cada mañana repitiéndote que eres un ser único y maravilloso, con múltiples virtudes y cree de corazón que tu día va a ser maravilloso porque te rodeas de personas maravillosas.

Déjenos su comentario