laughing-1262815_960_720

EL VALOR DE UNA SONRISA

11/11/2016

Dicen que la sonrisa es el reflejo del alma, con una sonrisa se puede romper el hielo de cualquier relación, se puede intuir como será una persona o se puede alegrar el alma de aquel que ha perdido la esperanza.

No se puede poner precio a una sonrisa verdadera ya que es un acto tan puro que si la fingimos, se devalúa.

La sonrisa no tiene precio y puede dejar una marca imborrable en la memoria de una persona, desde los primeros instantes de vida los bebe comienzan a reconocer las expresiones faciales, son capaces de reconocer cuando una persona esta triste o alegre, cuando somos pequeños y puros, la risa sale de manera natural como un reflejo del alma, con los años cuando crecemos vemos que existen diferentes tipos de sonrisas pero aun así podemos reconocer cuales son de verdad y cuales una mueca.

Sonreír es el mejor ejercicio facial, de movimiento y de relajación ya que alivia el dolor, piensa en cuando alguien se cae y estalla la risa, la persona del suelo se ríe y aunque siente dolor, es mucho menor que si estuviera serio, esto es por la liberación de endorfinas que actúa como analgésico natural, aliviando dolores agudos y crónicos. Pero no solo alivia el dolor físico si no también el del alma, es la mejor medicina para una persona triste o con depresión porque libera todo ese sentimiento que lleva dentro por eso la risoterapia es una parte fundamental de la técnica emocional, el Dr. Acevedo ha impartido múltiples talleres de risoterapia  y es muy habitual que en estos talleres las personas comiencen a llorar liberando toda la carga que soportan.

El ser feliz y reír es la base de la vida, cuando una persona deja de reírse su niño interior se va muriendo, numerosos estudios demuestran que nos podemos enamorar de una sonrisa, podemos alegrar el día a alguien sonriendo e incluso se demuestra que más difícil enfadarse con alguien que sonríe que con alguien que no lo hace, hasta se ha estudiado que las personas que sonríen reciben muchas más propinas que aquellas que no lo hacen, asique a que esperas para entrecerrar los ojos y enseñar tu alma a través de ese collar de perlas que tienes en la boca.

Déjenos su comentario