LA SALUD NATURAL: Las Alergias

28/02/2019

Se acerca la primavera y con ello la temporada de lucha para muchas personas alérgicas al polen. Sin embargo existe un porcentaje elevado de personas que sufren esta lucha día a día, los 365 días al año. Estamos hablando de las personas que padecen de alergia perenne.

Las alergias perennes se caracterizan por aparecer en cualquier momento, independientemente de la estación; pudiendo llegar a durar todo el año. En mayor amplitud la causa dominante es una reacción al polvo del hogar debido a que este puede contener moho, esporas de hongos, fibras de tejidos, caspa animal, desechos de ácaros de polvo e incluso partículas de insectos. A pesar de que estos componentes se encuentran presentes en nuestras viviendas durante todo el año, los efectos se agravan en los meses más fríos coincidiendo con la etapa en la que se pasa más tiempo en casa.

¿Qué es entonces la alergia?

La alergia no es más que una reacción “anormal” exagerada o hiperreactiva del sistemas inmunológico hacia ciertos componentes o sustancias denominados alérgenos. Cuando estos alérgenos entran en contacto con el cuerpo, el organismo los identifica como elementos invasores y este reacciona liberando anticuerpos IgE (Inmunoglobulina E). La producción de este tipo de IgE da lugar a un conjunto de reacciones (sintomatología).

¿Qué sintomatología suelen presentar los alérgicos perennes?

El síntoma más obvio de las alergias perennes es la congestión nasal crónica, en donde nariz gotea y produce una secreción acuosa clara. También puede haber prurito (picor) en la nariz, en el paladar y en la parte posterior de la garganta, pudiendo comenzar de forma gradual o súbita. Es frecuente que haya estornudos.

En ocasiones la trompa de Eustaquio, que conecta el oído medio con la parte posterior de la nariz, se inflama (hincha). Como resultado, la audición puede verse afectada, sobre todo en los niños. Algunos niños presentan infecciones crónicas en el oído (otitis). En ocasiones, aparecen infecciones recurrentes en los senos paranasales (sinusitis crónica) y crecimientos en el interior de la nariz (pólipos nasales).

A pesar de no ser común, cuando los ojos están afectados, lloran y pican. Observándose enrojecimiento en la zona blanca de los ojos y en los párpados, que también pueden estar hinchados (consecuentemente esto puede desencadenar en conjuntivitis alérgicas o infecciosas)

Además muchas personas que sufren alergia perenne también tienen asma, posiblemente causada por los mismos desencadenantes de la alergia (alérgenos) que contribuyen a la rinitis y la conjuntivitis alérgicas.

Tratamiento y prevención

La alergia en si no tiene cura, pero sí que existen diferentes tratamientos y conductas que nos ayudan a reducir al ritmo de las reacciones que los alérgenos causan en nuestro organismo y por lo tanto su sintomatología asociada.

Es por eso que os dejo el siguiente audio en donde os facilito algunos TIPs básicos y remedios naturales que os ayudaran a mantener a raya la alergia incluso ahora que llega la primavera.

Y como cada miércoles os espero a las 15:30 en LA SALUD NATURAL de RADIO VOZ para daros nuevos consejos acerca de la medicina natural.


Etiquetas: , ,

Déjenos su comentario