ondascereb_edited-1728x800_c

Las vitaminas B pueden aumentar la capacidad cognitiva en adultos y mayores

01/06/2016

La complementación con vitamina B6, B12 y ácido fólico puede mejorar la función cognitiva en personas mayores con el deterioro cognitivo leve, según un nuevo estudio realizado en Corea del Sur.

Doce semanas de consumo diario de complementos de vitamina B también se han asociado con niveles más bajos de depresión y disminución de los niveles del aminoácido homocisteína, según informe científico de Swon Women’s University en Gyeonggi- Do y Kyung Hee University en Séul, publicado en Journal of Nursing Scholarship.

Comentando sobre las implicaciones prácticas para enfermería, los investigadores escribieron: “la ingesta de complementos vitamínicos como intervención de enfermería se puede aplicar para mejorar la función cognitiva, la disminución de los niveles séricos de homocisteína, y aliviar la depresión en personas de edad avanzada en residencias de ancianos. Además los resultados de este estudio podrían utilizarse para ayudar a adaptarse a este tipo de instalaciones y tener una mejor calidad”.

Vitaminas y Homocisteína

Este estudio apoya la hipótesis a favor de que el aumento en las concentraciones del amoniaco está vinculado a una mayor tasa de desgaste cerebral, atrofia o deterioro cognitivo leve. Otros estudios epidemiológicos han reportado que altos niveles de Homocisteína están asociados con sospecha o confirmación de demencia. De hecho, el estudio Framingham informa que las personas con elevado niveles de homocisteína, superiores a 14 micromoles por litro de suero, tenían el doble de riesgo de demencia.

Las concentraciones tisulares y plasmáticas por determinación del estado de las vitaminas B, ya que son cofactores en la vía enzimática implicada en el metabolismo de la homocisteína.

En este estudio los investigadores coreanos reclutaron 48 personas con deterioro leve cognitivo, de unos 65 años y se les dividió en dos grupos. Un primer grupo recibió complementos de vitaminas B y el otro placebo.

Los resultados indican que tras doce semanas de intervención, los participantes del grupo de vitaminas B tenían un significativo resultado más alto en las puntuaciones Mini Mental State Examination-Korean Test comparado con el grupo de control.

“El resultado de este estudio confirma, sin embargo, que la ingesta de complementos vitamínicos fue una intervención efectiva para mejorar la función cognitiva en personas mayores con deterioro cognitivo leve en residencias de ancianos”.

Fuente: www.nutraingredients-usa.com

Déjenos su comentario