26abr_mejorar_levaduracerveza_foto1

Levadura de cerveza, tu aliado nutricional

14/12/2016

La levadura de cerveza se ha usado desde la antigüedad para elaborar pan, fermentar cervezas y zumos, además se usaba como alimento y depurativo en general.

Realmente esta levadura es una cepa especial de Saccharomyces cerevisiae , se seleccionó esta cepa por su facilidad de autolisis (autodestrucción) por lo cual se consigue un fraccionamiento de sus proteínas facilitando así su asimilación y manteniendo sus propiedades intactas.

Es importante matizar que no contiene alcohol, lactosa o gluten, ni ninguna clase de conservante o colorante, por lo que es un complemento alimenticio adecuado para los celíacos y las personas con intolerancia a la lactosa.

Este fermento se deja secar y se prensa de modo que se presenta en forma de copos secos o pastillas. La levadura de cerveza está constituida básicamente por proteínas y vitaminas de origen vegetal, pero no solamente hay que destacar esto de ella, sino que es uno de los mejores complementos para mantener una piel y un cabello en perfectas condiciones además de muchas otras propiedades que os explicamos a continuación.

      1. Fortalece tu cabello y tus uñas

Las proteínas que contiene garantizan el buen estado de la queratina, por lo cual su consumo habitual contribuye al fortalecimiento de uñas, piel y cabello.

En lo referente específicamente al cuidado del cabello y su salud, puede decirse que, al ser la levadura de cerveza un complemento con altos contenidos de vitaminas hidrosolubles del complejo B (contiene B1, B2, B6, ácido fólico, biotina-pantotenato y niacina, que son todos favorables para el cabello) es muy recomendable para las personas con problemas capilares.

  1. Gran fuente de vitamina B

La vitamina B es indispensable para el ser humano: nos aporta energía, protege el sistema inmunológico, hace que esté fuerte nuestro cabello, nuestros huesos, nuestras uñas… La vitamina B no puede almacenarse en nuestro organismo, es soluble, de ahí que debamos obtenerlos de nuestros alimentos. La levadura de cerveza es pues la mejor fuente que puedes tener de vitamina B.

  1. Ayuda contra la psoriasis

La Levadura de Cerveza gracias a la Vitaminas del Grupo B, el Zinc y su fuente natural de biotina, es un gran activador de metabolismo para la regeneración celular de los tejidos de la piel.

  1. Combate el estreñimiento

Su alto contenido en fibra nos permitirá disponer de un aporte más para ir regulando nuestro estreñimiento hasta hacerlo desaparecer. Podemos habituarnos a acompañar nuestras comidas con una cucharadita de levadura de cerveza.

  1. Lucha contra la diabetes

La levadura de cerveza no contiene azúcares, es baja en sodio y contiene un alto nivel nutricional para compensar la dieta de todas las personas con déficit o enfermedad. Regula nuestra tensión por lo que es muy adecuada para su consumo diario.

  1. Regula la glándula tiroides

Los nutricionistas suelen recomendar el consumo de levadura tiroides para los casos de hipotiroidismo, es muy adecuada para recuperar la normalidad de esta glándula y sus funciones básicas.

  1. Regenera la flora intestinal

Cuando nos falta alguna vitamina o componente, o en esos casos en que nos vemos obligados a tomar bastantes medicamentos, nuestra flora intestinal siempre se ve afectada, dificultando así funciones básicas para nuestro cuerpo. Tomar entre una y tres cucharaditas al día de levadura de cerveza nos va a ayudar a recuperarla.

  1. Es buena para perder peso

La levadura de cerveza es considerada apta para colaborar en el control del apetito, lo que provoca el equilibrio alimenticio idóneo para no comer de más, algo de vital importancia en una dieta. Además, tiene fuertes capacidades depurativas para el organismo.

  1. Favorece el embarazo y la lactancia

Su beneficio proviene de su aporte de ácido fólico, proteínas y vitaminas del grupo B, que son nutrientes esenciales para una embarazada y una madre lactante.

Como podéis ver, sus beneficios son increíbles aunque cabe comentar que se desaconseja su consumo en personas que padezcan de la gota.

Una o dos cucharas al día mezcladas con un yogur, batido, zumo, ensalada, cereales o en cualquier plato será más que suficiente para adquirir todo su potencial y nuestro organismo nos lo agradecerá.

Déjenos su comentario