espalda

Los dolores de espalda a menudo se pueden relacionar con emociones.

08/04/2016

La espalda es el soporte de todo el cuerpo, aguanta nuestra columna vertebral y soporta todo nuestro día a día, malas posturas, esfuerzos físicos y sobretodo tensiones emocionales. ¿Cuántas veces os ha pasado que tras recibir una mala noticia, o pasar un momento de angustia o ansiedad, sentís el cuerpo como si os hubieran proporcionado una paliza?. Esto se produce normalmente porque cuando estamos estresados o en situaciones que no nos gustan, todo nuestro cuerpo se contrae como reacción natural por si en algún momento tenemos que salir corriendo.

La columna vertebral es el eje de nuestro sistema, unidos por huesos están los brazos, las piernas, en el interior de la columna están la médula espinal y dentro de la cavidad torácica están todos nuestros órganos y en la parte superior la cabeza (cráneo con el cerebro) que es la encargada de que toda la maquinaria funcione correctamente. Cuando estamos pasando por emociones negativas o que no nos agrada nuestro cuerpo no descansa bien y por tanto la recuperación de tejidos no se hará de manera correcta. Existen muchas personas que cuando sufren nervios, estos se les pasan al estómago, sintiendo retortijones, descomposición, es decir, los problemas emocionales son un veneno para todo nuestro sistema, alteran nuestras neuronas, elevan el cortisol en sangre, etc. Tras todos estos efectos negativos nuestra espalda se va a agarrotar. Cuando sufrimos un dolor lumbar viene a significar que nos encontramos en un momento de desequilibrio emocional nos dice algo así como que no estamos conformes con la vida que llevamos, si a esto se le une un dolor de rodilla podríamos habla de un miedo a tomar una decisión, nuestro cuerpo se resiste a dar un paso adelante. También síntomas de dolor cervical nos quieren indicar que llevamos sobre nosotros una carga muy pesada, las personas que tienen el ánimo bajo tienden a caminar con la mirada baja, parece que todo nos pese, la respiración se vuelve lenta debida a la ansiedad que sufrimos y muy posiblemente tengamos dolores de cabeza. Es muy importante que cuidemos nuestro cuerpo, tanto a nivel físico como a nivel psíquico, dado que para querer a los demás primero tenemos que querernos a nosotros mismos. Recuerda darte un masaje una vez al mes y alimentarte de una forma adecuada, vivir tranquilo y disfrutar del día a día son los cuidados de hoy que serán la salud de mañana.

Déjenos su comentario