coure

¿Qué es la salud?

20/01/2016

Según los preceptos comunes la salud no es solamente la ausencia de enfermedad, es el total bienestar físico, orgánico y psicológico de una persona.

Este precepto puede parecer un tanto utópico, sin embargo se puede llevar a una persona con dolencias o enfermedades a alcanzar aquel precepto o por lo menos acercarse a él en casos bastante serios.

La salud no es un milagro que aparece por arte de magia, la salud es un proceso de educación, aprendizaje y disciplina en el que la persona que desea ser saludable tiene que exigirse cumplir en forma periódica, continua y bien reglada ciertos hábitos sanos, como el de consumir la mayoría de las veces comida saludable, realizar ejercicio físico periódicamente, alejarse de sustancias nocivas, mejorar su calidad de vida personal, familiar y laboral y por último pero no menos importante tener una mentalidad positiva e inteligente hacia la vida misma.

El seguimiento de estos hábitos sanos no significa decir que seamos personas obsesivas, compulsivas en cuanto a la salud, porque así incurriríamos también en una patología muy común en nuestros días, en que este tipo de personas, cuentan las calorías que consumen, miran mal a las otras personas que no comparten sus hábitos, obsesivamente tratan de hacer ejercicio físico, etc.

Este tipo de personas no realizan hábitos saludables por la misma salud, sino compulsivamente para alcanzar objetivos un poco alejados de la verdadera salud.

Los hábitos saludables para una vida sana son por ejemplo, el alimentarse la mayor parte del tiempo con alimentos saludables y en forma variada, bien preparados, de buen aspecto y de sabor agradable, cuidar del peso adecuado sin matarse por estar delgado, realizar actividad física agradable, para relajarse, distraerse, divertirse y no con horas de horas de ejercicios que a la larga también causan ansiedad u otros síntomas, otra actividad saludable es la adaptación a las condiciones de vida cambiantes según muchas variables, especialmente la edad y no querer ser una persona adolescente de por vida, cada edad tiene sus pros y sus contras, y si uno sabe sobrellevar las diferentes variables, puede llevar una vida feliz, queridos amigos la felicidad es sinónimo de salud.

 

¿En que nos beneficia la actividad física? 

El estilo de vida actual produce que el organismo este expuesto a diferentes tipos de daño a lo largo del día como comidas poco saludables, la baja calidad del aire, etc. Todos los aspectos mencionados, hacen que tampoco tengamos tiempo para realizar ejercicios físicos.

Los ejercicios físicos son actividades en las que tengan que participar activamente los diferentes componentes del sistema locomotor y que indirectamente realicen acciones en diferentes otros aparatos y sistemas como el cardiorrespiratorio, digestivo, endocrino (hormonal),etc.

La actividad física se divide en dos grandes grupos:

1.-Actividad física cotidiana.

2.-Actividad física dirigida.

La actividad física cotidiana se refiere a todo el movimiento que realizamos en conjunto a nuestras actividades diarias, estos ejercicios físicos son inconscientes y casi no determinan un mejor o peor estado de salud. Por ejemplo las caminatas que realizamos en el es un tipo de ejercicio cotidiano, no estamos siguiendo ordenadamente un ciclo de ejercicio, no posee un tiempo limitado, no posee metas u objetivos, no posee la reglamentación necesaria para que influya drásticamente en un estado de salud.

En cambio la actividad física dirigida posee características que producirán un cambio sustancial en la salud de una persona, por ejemplo si nos programamos para caminar media hora diaria, en forma lenta, sin cargar pesos, realizando ejercicios respiratorios, en lugares agradables, distrayéndose, no hablando, la caminata que se realiza de forma cotidiana se transforma en indicación y caminata médica, que posee ciertas características de duración, de esfuerzo, de trabajo físico, de respiración general y celular, de transformación de calorías en energía y ayudando al estado físico y psicológico de la persona, este es un verdadero ejercicio saludable, dirigido y con propósito.

La actividad física beneficia al organismo en forma general, la célula puede oxigenarse mejor, recibe sustancias nutritivas en mayor grado y en forma continua, protege sus diferentes componentes y los restablece y puede proteger el material genético que podrá utilizar para regenerarse y reproducirse de manera adecuada. Insistiendo, así en que  si la célula está sana y permanece sana, nosotros estaremos sanos.

Déjenos su comentario