superfood-quinoa-720x340

Quinoa

12/07/2016

Las proteínas vegetales de la Quinoa proporcionan energía, sensación de saciedad y regulan los niveles de azúcar en sangre

La Quinoa (Chenopodium quinoa) es un tipo de grano clasificado como “pseudocereal”. Es decir, botánicamente no es considerado un cereal pero debido a su alto contenido en almidón y el uso que se le da, similar a los cereales comunes, hacen que les parezca.  La Quinoa pertenece a la familia de las quenopodiáceas (remolachas, espinacas, acelgas) y se puede consumir tanto sus frutos, semillas (en sopa, arroces, dulces y otras preparaciones) como sus hojas (en ensalada o como cualquier verdura).

El origen de este “superalimento” (aporta todos los aminoácidos necesarios esenciales para el ser humano ) se remonta a los pueblos incas hace 5.000 años. Actualmente está en boga por su gran cantidad de propiedades, siendo ampliamente cultivada sobre todo en Perú y Bolivia (su altitud favorece el cultivo), con un gran porcentaje de exportación internacional.

La Quinoa es muy rica en proteínas y ácidos grasos Omega 3, que ayudan a controlar los niveles de colesterol y contribuyen al funcionamiento del sistema cardiovascular. Las proteínas de la Quinoa, al igual que las proteínas vegetales de otras plantas como la Chía, ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre, proporcionan energía y producen sensación de saciedad.   Esta fuente de energía saludable es posible gracias a su gran equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos. Este “superalimento” cuenta además con Fitoestrógenos, que equilibran la falta de estrógenos originados, por ejemplo, durante la menopausia.

¿Cómo se prepara la Quinoa?

Es importante lavar bien las semillas, incluso frotándolas, bajo un chorro de agua para eliminar las saponinas (causantes del sabor amargo). No es recomendable dejarlas en remojo porque éstas se estancarían y depositarían sobre el grano. Se cocinan a baja temperatura durante 10-15 minutos (1 taza de semillas por cada 1 y 2/3 de agua, o caldo).

Este grano suele añadirse a la leche, yogures o bebidas vegetales, con recetas de ensaladas, sopas, arroces o pastas, aunque ya existe una amplia oferta de productos elaborados con Quinoa: bebidas, snacks (barritas -al ser una fuente importante de minerales y proteínas- y tortitas de arroz de sabores), tostadas y harinas, copos y cereales para el desayuno, pastas de Quinoa, bases de pizza, platos para vegetarianos (albóndigas,  hamburguesas vegetal es), postres sabor chocolate o vainilla ¡Y hasta potitos y papillas para los más peques de la casa!

Déjenos su comentario