nutrient-additives-505124_960_720

¿REALMENTE QUEREMOS VIVIR CON SALUD?

29/06/2016

Quizás el titulo de este artículo suena un poco duro, pero es una pregunta que todos tendríamos que plantearnos alguna vez en nuestra vida. Y si la respuesta a la primera pregunta es un SI, la siguiente pregunta que yo haría es ¿qué precio tiene realmente la salud para ti?

La salud es el bien más preciado que posee todas las personas en este mundo, cuando se tiene salud no se valora y cuando esta se ve debilitada nos damos cuenta de todos los errores que hemos cometido. Podemos empezar por algo muy sencillo sin hablar de nuestros órganos o de nuestros pensamientos, cuantas veces se acude a un terapeuta para cuidar nuestra espalda o nuestras articulaciones, son muy pocos los que son conscientes de que el bienestar de hoy es la salud de mañana, mientras se es joven todo vale, el cuerpo aguanta lo que haga falta, si es necesario cargar pesos de manera excesiva se hace, con el paso de los años la espalda se resiente y en el mejor de los casos tendremos una artrosis, son raras el tipo de personas acuden a un mantenimiento una vez al mes y aunque suene raro solo adquieren esta costumbre tras pasar por un proceso doloroso. Un alto número de personas tras el duro trabajo de recolocación de la espalda acaban siendo conscientes de lo mal que estaban antes y para evitar volver atrás se realizan un mantenimiento una vez al mes. Otras por el contrario invierten dinero en su recuperación y cuando empiezan a ver mejoría dejan el tratamiento, este comportamiento hará que con el paso del tiempo las personas vuelvan a estar en malestar.

Otro factor que influye mucho a la salud es la alimentación, “somos lo que comemos “, esta frase adquiere más peso cuando cada año crecen más los casos de personas con problemas de estomago, colon, intolerancias, depresiones, ansiedad o perdida de sueño. La alimentación es clave e influye en todos los procesos de nuestro cuerpo, comer de prisa, a deshoras, comidas muy grasas o demasiado restrictivas sin control médico influyen muchísimo en nuestro cuerpo física y mentalmente.

La apatía protegida por su gran amiga las excusas, podrían ser también la gran enfermedad del siglo XXI, el porcentaje de personas con sobrepeso en nuestro país se ha incrementado, es cierto que influye como nos alimentamos (nuestra alimentación se parece más a la estadounidense), pero también la vida sedentaria se está apoderando de nuestro cuerpo. Cada vez son menos los niños que practican deportes de grupo, van el fin de semana a hacer alguna actividad con sus padres o familia y derrochan su tiempo libre sentados en el sofá jugando o videojuegos, sin salir al aire libre. Estudios actuales revelan la importancia de compartir momentos con la naturaleza y que los niños se vuelven más proactivos con su contacto.

Otros dos factores que influyen a las personas, son el económico y el temporal, a nivel económico si hablamos de técnicas parasanitarias o medicina privada, (no subvencionada) podemos pensar que la mayor parte de los tratamientos que son efectivos, son excesivamente caros y nos roban tiempo. Pero lo que no valoramos es que es nuestra salud, una salud que se cuida con una atención plena, tratamiento personalizado para que la persona mejore, usando productos naturales que mejoren de manera natural nuestra salud. Como digo a muchas personas este tipo de salud les puede parecer caro en cambio un móvil, tablet, tecnología, etc. les parece barata. Lo que quiero decir con esto sin generalizar es que valoramos más lo material que a nosotros mismos y exactamente igual cuando hablamos de tiempo, nunca hay tiempo para hacer ejercicio, comer con calma, jugar con nuestros hijos o acudir a una sesión de mantenimiento de salud pero si tenemos tiempo para quedarnos sentados delante del sofá sin hacer absolutamente nada. Quizás deberíamos reflexionar sobre nuestras prioridades, da igual tener mucho en lo material si no tenemos nada en la salud, puesto que si no estamos en bienestar, no podemos amar ni disfrutar de la vida como se debería. Vive cada segundo de tu vida como si fuese el ultimo, sácale el máximo partido a tu vida, aliméntate bien, realiza ejercicio, bebe suficientes líquidos, presta atención a las señales que tu cuerpo te envía y corrígelas a tiempo, rodéate de personas que te aporten, sonríe más de cuatro veces al día, cuida de tu familia, amigos, mascota… estos son los pilares de la felicidad y está el pilar de la salud y bienestar.

Déjenos su comentario