reishi-growing-on-logs

Reishi, el rey de los hongos

08/11/2016

El reishi es un hongo (Ganoderma lucidum) muy escaso que se cultiva en Japón y China desde hace más de 3.000 años y se emplea en la Medicina tradicional oriental. Las principales virtudes de este hongo son dos: tiene un alto poder antioxidante que conserva “jóvenes” las células y que no se vean afectadas por contaminantes ambientales. La segunda propiedad es la inmunomoduladora por lo que ayuda a que nuestro sistema inmunológico reaccione de forma más rápida. Esto nos permite luchar más fácilmente contra una enfermedad y reducir el tiempo de convalecencia.

Sus propiedades antivirales combaten el herpes, hepatitis, resfriado y VIH.

Se usa como complemento en tratamientos del cáncer para aumentar las defensas y reducir los efectos de la quimioterapia que se reducen notablemente gracias al polisacárido lentiano sobre el sistema inmunológico además de proteger a personas sanas previniendo el desarrollo de tumores cancerosos (y en las que ya se desarrolló un tumor se observó una reducción de hasta 80.8% en el volumen y masa del mismo)

El reishi actúa de forma similar a la insulina, inhibe la síntesis de glucosa y facilita su entrada en las células, por lo que reduce los niveles de glucosa en la sangre y mejora los síntomas de los diabéticos e, incluso, previene la diabetes y evita alguna de sus complicaciones.

Es además un conocido «super alimento» que contiene un alto contenido en proteínas, minerales, aminoácidos. Contiene también ácidos grasos insaturados, vitamina B, calcio y silicio. No suele utilizarse como hongo alimentario porque su textura es demasiado dura por lo se puede consumir de diferentes formas como en té, tinturas, en polvo, fresco, cápsulas, tabletas, etc. Es preferible un extracto en forma de cápsulas, de esta forma puede tomarse todos los días de forma práctica y sin falta.

Déjenos su comentario