Canela

Resultados en glucemia de la canela, una revisión de la evidencia experimental y los ensayos clínicos.

21/01/2016

 

La canela se comercializa actualmente como un remedio para la obesidad, intolerancia a la glucosa, diabetes mellitus y dislipidemia. La medicina integrativa es un nuevo concepto que combina el tratamiento convencional con terapias complementarias basadas en evidencia.

En esta revisión se considera como objetivo, la evaluación critica de la evidencia experimental disponible sobre la canela y mejora glucémica, tanto en modelos animales como humanos.

La autofosforilación y desfosforilación del receptor de insulina, transportador de glucosa 4 (GLUT-4), síntesis del receptor y translocación, modulación del metabolismo de glucosa hepática a través de los cambios en piruvato quinasa y fosfenol piruvato carboxikinasa, alterando la expresión PPAR y la inhibición de glucósidos intestinales, son los mecanismos responsables de la mejora en el control glucémico en la terapia con canela.

Se revisan 8 ensayos clínicos que utilizaron cinnamonum cassia en forma acuosa o polvo, en dosis que van desde los 50 mg a 6 gramos al día, en un período de 40 días a 4 meses, así como dos ensayos clínicos con canela en un paciente con prediabetes.

Como conclusiones se estima que la canela tiene un potencial de uso como complemento incorporado  en la terapia de medicina integral, en manejo de las condiciones de la diabetes tipo 2.

En la actualidad la evidencia indica que se necesitan  más pruebas concluyentes con el propósito  de establecer eficacia y seguridad con el uso de canela.

Sin embargo, el alto contenido en curcumina de Cinnamomun cassia supone una preocupación, mientras que Cinnamonum zeylanicum, con bajo contenido en cumarina, sería una alternativa más segura.

Según el enfoque de la medicina integrativa, que combina la medicina convencional y las terapias alternativas, cuyo objetivo y énfasis se basa en evidencias naturales, opciones menos invasivas pueden ser consideradas como adecuadas en la gestión de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2.

Las investigaciones publicadas, en el campo de esta disciplina, en instituciones académicas es escasa. En trabajos previos se ha demostrado que los pacientes que utilizan medicinas complementarias, no lo comunican a sus médicos. Las razones comunes se deben a actitudes pasivas o negativas hacia estas terapias por parte de la medina convencional.

Sin embargo, el enfoque de la medicina integral sí puede permitir estas prácticas complementarias a la convencional. La canela tiene un potencial de uso en casos de diabetes leve, dónde solo se requiere de monoterapia.

Fuente: Nutr J. 2015 Otc 16;14819:108.doi:10.1186/s 12937-015-0098-9

Web: http://www.nutrition.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12937-015-0098-9

Déjenos su comentario