oct-5-12-hhl-for-app_05

Salvia, la mejor amiga de la mujer

01/12/2016

Cada mujer es un mundo. Hay mujeres en los que el camino hacia la menopausia empieza antes y otras más tardías pero en general, los cuarenta son unos años de gran importancia para la salud, especialmente si eres mujer. Tu cuerpo empieza a cambiar, experimentas golpes de calor, el sueño se interrumpe, el estrés aumenta y la posibilidad de la crisis de mediana edad está presente en cualquier momento.

El aceite esencial de salvia (salvia sclarea) contiene esclareol, que es la sustancia más común que imita al estrógeno. Se lleva usando desde el siglo IV a.C por sus propiedades que reducen los molestos síntomas de la menopausia.

El aceite de salvia es el que más nos va a mitigar los efectos generales pero hay muchos otros más específicos para cada uno de ellos.

  1. Equilibra los niveles hormonales

El aceite se salvia contiene fitoestrógenos que son derivados de las plantas. Los fitoestrógenos regulan los niveles de estrógenos en el cuerpo y a largo plazo la salud del útero. A medida que cumplimos años los riesgos de cáncer aumentan. Un útero sano reduce las probabilidades de cáncer útero y ovarios.

Un exceso de estrógeno causa un gran número de efectos como infertilidad, ovarios poliquísticos y el aceite esencial de salvia mantendrá los niveles equilibrados.

Un estudio sobre las conductas en la post menopausia realizado en 2004 reveló que el aceite de salvia era un remedio natural contra la depresión reduciendo los niveles de cortisol un 36% y mejorando el funcionamiento de la tiroides.

  1. Alivia el dolor menstrual

Cuando los niveles hormonales están equilibrados, el aceite esencial de salvia puede reducir los síntomas premenstruales, los cambios de humor, los calambres y la ansiedad de comer. Como espasmódico, minimiza los espasmos y contracciones que ocurren en el útero. Relaja los impulsos así como el dolor de estómago y cabeza.

En un estudio practicado en la Universidad de Oxford durante 8 años se reveló que el aceite de salvia en aromaterapia reducía la ansiedad, el miedo y el dolor físico en mujeres durante el embarazo. Además del aceite de camomila, el aceite esencial de salvia fue probado como el más efectivo reduciendo las molestias.

  1. Previene infecciones

Un estudio llevado a cabo en 2015 monstró que el aceite esencial de salvia puede ser usado como tratamiento tópico (sobre la piel) sobre heridas e infecciones cutáneas gracias a sus propiedades antisépticas.

  1. Reduce el estrés

Si estás en los 40, puede darse el caso de que te consideres de alguna manera como adicta al trabajo. No importa si tienes hijos o un trabajo que te exige mucho, el estrés en los cuarenta puede tener muchos efectos dañinos en tu salud a largo plazo.

Como hemos comentado el aceite esencial de salvia impulsa la seguridad y la fortaleza mental reduciendo el miedo y la ansiedad. Tiene propiedades eufóricas y puede usarse por ellos como ayuda contra la depresión.

  1. Mejora la piel

El acetato de linalilo es un componente importante del aceite esencial de salvia. Este reduce la inflamación, las erupciones cutáneas y regula la producción natural de aceite previniendo la piel seca y el acné. Además mantiene la piel firme, hidratada y limpia.

Podemos mezclar el aceite con aceite de coco y aplicar directamente en la cara y el cuerpo.

  1. Ayuda hacer la digestión y a los niveles de colesterol

La salvia aumenta los niveles de bilis y de secreción de zumos gástricos, que acelera el metabolismo. Alivia los casos de indigestión, hinchazón, retortijones y molestias abdominales.

Las vitaminas y minerales son absorbidos más fácilmente usando el aceite de salvia y regula a su vez los movimientos intestinales, trata las úlceras y elimina el estreñimiento.

Como anti-oxidante e anti-inflamatorio, es un cardio-protector y baja los niveles de colesterol de forma natural. El colesterol alto reduce el flujo de sangre a los órganos vitales y al tejido muscular aumentando el riesgo de infarto.

  1. Mejora la circulación.

El aceite esencial de salvia abre los vasos sanguíneos, baja la presión de la sangre relajando el cerebro y las arterias y acelerando el metabolismo transportando más oxígeno a los músculos y órganos vitales.

Una opción completa para mejorar la circulación sería mezclar 6 gotas de aceite esencial de salvia con 12 gotas de aceite esencial de mandarina, 6 gotas de geranio y 3 de canela. Añadir esto a algún aceite (coco, almendra, oliva) y aplicarlo sobre la piel cada vez que se desee.

  1. Ayuda a dormir

Como sedante natural, la salvia promueve el sueño fácil y profundo, mejorando la calidad de vida. Como mencionamos, las propiedades de equilibrar los niveles hormonales reducen el estrés, haciéndolo una cura natural y efectiva para el insomnio.

Déjenos su comentario