x-fragil_0

SÍNDROME X: “UNA PROVOCACIÓN DE NUESTRO TIEMPO”

16/05/2016

Según datos de la OMS se estima que en el año 2025 de 200 a 300 millones de personas desarrollarán Diabetes Mellitus tipo II. Nos informan del fallecimiento anual de 17,1 millones de personas por enfermedad cardiovascular de las cuales el 80% podrían haberse evitado gestionando previamente los dos pilares básicos: Nutrición y estilo de vida.

Tato el síndrome metabólico como el estrés oxidativo podrían tener un vínculo con el proceso fisiológicos de envejecimiento. Los factores de riesgo cardiovasculares producen un aumento de superóxidos y permiten una mayor y más rápida oxidación de colesterol LDL y HDL como consecuencia inevitable, daño celular.

En obesidad hay un incremento de especies reactivas de oxígeno vascular que afectan al correcto funcionamiento de la insulina y producen un aumento de superóxidos y permiten una mayor y más rápida oxidación de colesterol LDL y HDL y como consecuencia inevitable daño celular.

En obesidad hay un incremento de especies reactivas de oxígeno (ROS) favoreciendo el daño vascular que afectan al correcto funcionamiento de la insulina y producen un aumento en la producción de adipocinas inflamatorias. La secuencia podría clarificarse como aumento de estrés oxidativo, en grasa acumulada, más aumento de adipocinas inflamatorias que conducen a reducción de adiponectina antiinflamatoria.

El aumento de triglicéridos propio del Síndrome X también favorece la producción de superóxidos vasculares y reducción de óxido nítrico. El estrés oxidativo ocasiona daño en la pared vascular favoreciendo el desarrollo de hipertensión y aterosclerosis.

Se podría decir que el estrés oxidativo es precursor a la vez que Síndrome metabólico a la par que confluye simultáneamente generándose mayor resistencia a la insulina oxidación del colesterol, etc., en definitiva ,mayor agresión al funcionamiento cardiovascular y mayor persistentica del síndrome.

Por último, en la actualidad no podemos dejar de mirar hacia el carácter genético. Aunque no existe un determinante genético para el desarrollo del Síndrome X. ya que es multifactorial, muy dependiente de la alimentación y del estilo de vida. Si se conocen caracteres genéticos que puedan predisponer y se ven favorecidos por la mala gestión de los dos pilares mencionados: alimentación y actividad física.

Según los expertos se conocen alguno loci que pueden estar asociados a la obesidad, diabetes, gen de la leptina, hipertensión…

Ponente Belén Martin, solgar.

Déjenos su comentario