11036945_568333913269637_5872195213267427388_n

Técnica Emocional del Biocentro Acevedo

20/01/2016

La técnica emocional es una herramienta muy valiosa en la consulta, cada vez más son las personas que acuden a utilizarla, se les ayuda a conseguir el equilibrio mental desde el punto de vista emocional,  que en los días que corren y en el medio que nos rodea estamos llenos de estrés, de tensiones, de prisas y es un no parar.

Esta técnica en continuo crecimiento y desarrollo, nace hace ya 8 años en la propia consulta del Biocentro a petición de los propios usuarios de otras herramientas como la Naturología, quiromasajes, osteopatía, acupuntura, entre otros.

La técnica incluye a su vez varias técnicas en sí misma, como lo son la programación neurolinguística, la inteligencia emocional, el positivismo, el conductismo, la gestalt, coach, etc.

Su principal objetivo es enseñar a las personas a utilizar a su favor y en su bienestar sus propias emociones y que estas se vean reflejadas en su día a día y en todas las personas que les rodean. Ayudando asi a que cada problema o situación en donde se vean involucrados sean capaces de resolverlo satisfactoriamente y generando el respeto y el amor por sí mismo y por los demás.

Su fundamento consiste en revisar cuales son las emociones que a lo largo de la vida de la persona ha tenido que utilizar más y en base a ello, potenciar las que se desean en la actualidad, es decir, justo las emociones contrarias. Por ejemplo una persona que está llena de ira pues se potencia la paciencia, la templanza como emoción opuesta. Esto hace que si tuviéramos una balanza de emociones positivas y negativas, fortalecemos más las de un lado, en este caso las que nos interesan, las positivas.

El estar de un solo lado de la balanza con todo su peso, no es lo más aconsejable y deriva en las diferentes patologías psiquiátricas más conocidas que están hundiendo a la sociedad: depresión, ansiedad, cuadro ansio-depresivo, manía, cuadro maniaco-depresivo, etc. Lo mejor no es estar totalmente equilibrado porque esto también sería patológico, ni se sentiría, ni se padecería, el humano siempre se encuentra buscando este equilibrio, solo que este balance podría ser con el menos movimiento de intervalo, como si de una aguja de presión se tratase, eso sí, respetando que algunas veces en nuestra vida nos acontece situaciones que nos llevan a inclinar la balanza a uno de los lados según sea la situación. Como por el ejemplo el que se gana un buen premio de una lotería millonaria, en ese momento la euforia y la alegría máxima estaría presente, depende de cómo este individuo gestione sus emociones, volverá a estar en fases menos distantes y más equilibradas, si no es asi desembocaría en la manía y luego el bajón maximo sería la depresión.

Entender nuestras emociones es lo mas primordial de nuestra vida cotidiana, con ello si tenemos el conocimiento de las mismas, las podremos manejar y utilizar según corresponda, siempre con respeto y con amor propio y a su vez extendido esto hacia los demás. Saber gestionar en cada momento nuestras emociones de una manera satisfactoria, en primer lugar para si mismo y luego para los demás, es una de las claves de la técnica emocional; que llamamos la regla de oro. “Para decidir cuál es el mejor camino solo es necesario valorar si esta situación es buena para ti y buena para los demás, entonces este es el camino correcto”. La forma de realizar esta valoración es observar que sentimos, cuáles son nuestras emociones al respecto.

Somos individuos netamente emocionales, reaccionamos continuamente en base a nuestras emociones y las emociones de los demás, siendo esto el estímulo  – respuesta. Es bien sabido, ya en la comunidad científica médica, que como te sientes hace que evolucione mejor ante la enfermedad y también que tu calidad de pensamiento hace que tu cuerpo este saludable o enfermo, según sea esta calidad de pensamientos.

La emoción o el sentimiento presente en cada momento de trabajo con nosotros mismo y con los demás, en ese estímulo – respuesta es el amor, sin el no podemos seguir adelante, es el sentimiento estrella en la técnica emocional; y esto es porque detrás del amor esta un sinfín de emociones como el respeto, la ternura, la bondad, la paciencia, a templanza, la comprensión, la compasión, el entendimiento del otro, entre otras más.

El amor por nosotros mismos se verá reflejado dándolo hacia los demás y se recibirá recíprocamente generando un flujo imparable de salud y bienestar, para ti y para todos los que nos rodean.

Respeta tu cuerpo, ámate y acéptate a ti mismo, se consecuente de tus actos y aprende de tus errores que para eso son, para ayudarnos a ser cada vez mejores. Recuerda que la perfección existe en gran medida en que es una variable en constante movimiento.

D. Freddy Acevedo Ruiz
Especialista en Naturología, Nutrición Natural-Ortomolecular y Técnicas Manuales.
Doctor en medicina tradicional china y acupuntura.
Director Biocentro Acevedo, Centro de Técnicas Parasanitarias.
Director Biogimnasio Acevedo, Centro de Gimnasia Energética.

Déjenos su comentario