¿Ya estás incluyendo SEMILLAS Y FRUTOS SECOS en tu alimentación diaria?

21/07/2016

Nunca es tarde para empezar.  Su valor nutritivo los hace ideales para ser incluidos en cada comida de un modo u otro: para unos tentempiés deliciosos, en mueslis, para añadir a yogures y ensaladas o incluso para elaborar panes, brownies sin hornear o para preparar leche vegetal, sin gluten y muy saludables. No deben rechazarse por “tener grasa” pues en una dieta sana lo importante es conocer la procedencia de las calorías que consumimos. No es lo mismo comer un puñado de frutos secos que una barrita de chocolate procesada y refinada, aunque tengan las mismas calorías verdad? Cada fruto seco o semilla tiene sus propias propiedades nutritivas pero todos son ricos en proteínas vegetales, grasas saludables, vitaminas y minerales, antioxidantes y fitonutrientes, que en conjunto, nos ayudarán a recobrar nuestra energía y vitalidad, además de mejorar la calidad del cabello, piel y uñas.
Guárdalos en lo posible en recipientes herméticos de cristal, así se mantendrán frescos por mucho tiempo. De lo contrario, pueden volverse rancios. Siempre cómpralos sin sal y sin tostar. Deben ser naturales y sin aceites ni conservantes añadidos.
Si existe intolerancia a algún fruto seco o semilla en particular, siempre puede sustituirse por otro. Como siempre, uno de los secretos de una buena alimentación es optar por variar nuestras comidas y no caer en la rutina de comer siempre lo mismo.

Mix nuts (almonds, hazelnuts, walnuts) on a wooden table

 

Semillas que no pueden faltar en tu despensa

SEMILLAS DE CALABAZA

Son una valiosa fuente de antioxidantes para una piel espléndida; zinc, fundamental para metabolizar y procesar los hidratos de carbono, grasas y proteínas, y manganeso, que especialmente nos ayuda a fortalecer los huesos y regular la glicemia. En la cocina pueden consumirse crudas, esparcidas simplemente en ensaladas, platos de quinoa o risottos saludables, o bien crujientes cuando se tuestan con un poco de especias a gusto.

SEMILLAS DE CHIA

Son muy ricas en fibra, así como en ácidos grasos omega 3, que poseen grandes propiedades antiinflamatorias, ayudarnos a lucir una piel radiante, buenas para mantener elevada nuestra vitalidad y útiles para sentirse saciados por horas. Además, constituyen una excelente fuente de calcio, hierro y aminoácidos esenciales. Aunque en teoría son semillas, en la cocina dan mucha versatilidad, pues son un buen sustituto de los aglutinantes de huevo a la hora de hornear y obtener un saludable pan con harina de espelta o para espesar y elaborar por ejemplo un pudín para desayunar.

PIÑONES
semillas_nutergia

en realidad, no son frutos secos, sino semillas. Al igual que las almendras, son una gran fuente de vitamina E. También son ricos en vitaminas del grupo B. Son deliciosos esparcidos en sopas o ensaladas y muy recomendados para elaborar pestos. Si te cuesta digerir los frutos secos, empieza probando consumir piñones y otras semillas, previamente remojadas por al menos 2 horas.

 

Frutos secos que puedes incluir siempre en tus platos

ALMENDRAS

Son un gran alimento, especialmente por su contenido en vitamina E y calcio, así como grasas saludables monoinsaturadas. Por otro lado, su sabor combina con casi todo, tanto dulces como salados. Incluso puedes elaborar en casa tu propia leche de almendras para incluirla en tus batidos, granolas y pasteles saludables.

NUECES DE BRASIL

Al igual que las almendras son una excelente fuente de vitamina E y grasas monoinsaturadas, pero lo que las hace especiales es que son ricas en selenio, esencial para la función inmunitaria, tiroidea y para gozar de un buen nivel de la enzima antioxidante endógena glutatión peroxidasa. Combinan muy bien en pestos o para elaborar un queso cremoso, por lo que combinan mejor en platos principales antes que en postres.

ANACARDOS
anacardos_nutergia

Si los dejas en remojo durante unas horas en un cuenco con agua, los escurres y mezclas, obtendrás un ingrediente excelente para elaborar postres. Especialmente interesante su contenido en folatos, necesarios para la fertilidad y embarazo. Un paté vegetal a base de puré de anacardos que incluya una cucharadita de aceite de coco resulta ser delicioso y saludable encima de una tostada de quinoa o trigo sarraceno. Si quieres otra opción, especial para picar o como aperitivo, puedes hornearlos a 180ºC con una pizca de sal marina y un chorrito de aceite de oliva extravirgen de 1a presión en frío, durante 15 minutos o hasta que observes que estén bien crujientes

Déjenos su comentario